Circunstancias obligan

No se trata de eludir las responsabilidades, si no de saber hacerlas frente, y priorizar.

Las oposiciones que he estado haciendo estas semanas en Asturias se han convertido en un cúmulo de sensaciones y emociones:

La felicidad de saberse querido, cuidado y acogido en casa de amigos.

La satisfacción del primer examen.

El cansancio de tanto viaje.

La maravilla de correr por Gijón.

La emoción de correr por Oviedo.

La decepción cuando la nota no es la esperada.

La dureza de estudiar con pocas esperanzas.

La dureza de entrenar cuando tu cuerpo dice para.

Una vez más el entrenamiento te enseña cosas de ti mismo y de tu vida: que no se puede hacer todo, que hay que elegir qué hacer y decidir cuándo lo vas a hacer. Y hacerlo.

Que el descanso al entrenamiento, al trabajo, a la vida, es como el silencio a la música.

Hoy me he despertado sin esa sensación de madera en las piernas que me acompañaba desde el viernes pasado, fecha de mi último examen, y me he puesto las zapatillas, me he quitado la camiseta y he hecho una tirada cortita pero de lo más gratificante: 8 kms en 42´

https://i0.wp.com/repositorio.turismocastillalamancha.com/miscelanea/171432/49/bb3f/cigarral-santo-angel-custodio.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s