No va bien…

No. No va nada bien.

Si hace un par de semanas me esguicé un pie durmiendo la siesta, hoy me ha vuelto a pasar, pero al levantarme después de haber estado toda la santa tarde de ayer reponsando, después de entrenar, y de dormir francamente bien 7 horitas.

De momento puedo plantar el pie, pero he tenido que venir a trabajar en bus.

Y os prometo que ayer la tirada de 7 kms fue agradable, si no fuera por el dolor abdominal. Por cierto que me han dado cita con el cirujano el 3 de marzo: ¡6 meses después de lesionarme, e iba preferente!. Pues eso, que ayer conseguí correr por encima de los 7´por km, que me amoldé a la sensación de trotar despacito, de no forzar, de sentir el frío en la cara y la mar a mi izquierda, que no forcé en ningún momento, y que estiré antes y después…

No entiendo nada. He preguntado a mis fisios, a ver qué me dicen…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s