Volver, volver, volver

Y nada de volver con la frente marchita…

El domingo voy a salir a trotar por Madrid, en compañía de mis amigos Roberto y Juan Pablo.

Ellos se han iniciado hace poco en esto, digamos que justo el tiempo que yo no he podido entrenar al ritmo evolutivo que llevaba por las lesiones.

Quizá sea una meta dura la que me han propuesto. Quizá no esté bien (de hecho sigo con el dolor abdominal).

Quizá, quizá, quizá…

Pero si me dicen ven, lo dejo todo.

Y si me tocan las palmas, me conozco.

Así que nos vamos a meter 21 kms, sí la media maratón de Madrid.

Sin pretensiones, sin rebajar marcas, sólo disfrutar de la compañía, de la ciudad y del placer de hacer algo juntos.

Y de brindar con una cervecita después 🙂

Los apoyos

Otro día de recuperación de la lesión que aprovecho para seguir reflexionando sobre este reto. Que es extrapolable a cualquier reto que afrontes. Hoy voy a tratar sobre LOS APOYOS que uno recibe según una tipologíaa que a buen seguro reconoceréis a vuestro alrededor:

– LOS “PROS”

Son los que han hecho deporte siempre y lo siguen haciendo. Los machacas, los entrenados, los que saben de qué va esto de verdad y te ven como alguien condenado al fracaso por el simple hecho de no ser como ellos.

El apoyo que viene de esta gente es una media sonrisa condescendiente que te desea el batacazo simplemente para llevar razón.

Aprovéchalo. Pero no les tienes que demostrar nada a ellos. Esto lo haces por y para ti 🙂

– LOS “CASI PROS”

Son los que en su día hicieron deporte e incluso estudiaron educación. Los que te dirán que fueron campeones en cadetes o en infantiles, pero que ya no hacen nada porque es es muy malo y lesivo.

El apoyo que viene de esta gente son consejos catastrofistas sobre lesiones.

Aprovéchalo. Quédate con la prudencia y con hacer las cosas con cuidado.

– LOS QUE NO HACEN NADA

Y piensa que todos son de su condición. Que te has vuelto loco, que no tienes ni edad ni fondo y que además es más divertido hacer otras cosas.

Pues también tienes que aprovecharles, porque no todo es correr y tomar algo con los amigos y echarse unas risas también es buena parte del entrenamiento.

– LOS QUE TE QUIEREN BIEN

En esta categoría están las parejas que orgullosas están de que su costilla se haya vuelto deportista, pero que se quejan de que el fin de semana pases horas corriendo en lugar de con ella o con la familia. También las madres que te cuidan y te miman pero son incapaces de bajar la ración de comida para que adelgazar un poco te ayude a corrrer más y mejor y lesionarte menos.

Aprovecha estos consejos y cuidados, pero no cuestiones la forma en la que te ayudan.

– LOS QUE SE EMBARCAN CONTIGO

Son los que se animan en el proceso, cada cuál con su reto. En esta aventura está mi hemano Alfredo: que ya lleva más de un año preparando la maratón y me aconseja sobre zapatillas, apps, y me trae cremita a casa cuando me duele el gemelo; mi amigo César , que está igual de loco que yo y se ha calzado las zapatillas y sale todas las noches con su perra a entrenar; y mi amiga Begoña, otra runner que lleva años entrenando y que lleva ya varias media maratones y que me enseña a descubrirme a mi mismo en cada zancada.

De estos apoyos todo, sin medida e incondicionalmente 🙂

https://i0.wp.com/www.cimamexico.org.mx/es/images/apoyo.jpg