Cuesta arriba

Una vez más la maratón, o mejor dicho, la preparación de la maratón, me hace tomar conciencia de lo que soy, de lo que tengo, de lo que me falta, de dónde quiero ir.

Hoy mi planning de entrenamiento me decía que tenía que hacer 7 kms rápidos, en un ritmo de 6:30´ Pero yo quería hacer una tirada de 15 kms a trote.

Al final me he dicho “ni pa ti ni pa mi” y he vuelto a encarar correr en cuestas, me apetecía volver a dar la vuelta al Valle, en doble sentido, ver si mis gemelos ya estaban bien del todo y si mi cabeza no le decía a mi cuerpo lo que el corazón está dictando.

Pues la carrera ha sido un reflejo de todo lo anterior: primera parada cuando apenas llevaba 1km porque no enganchaba la señal gps. La segunda a contestar a mi amiga Begoña, (luego volveré a ella). La tercera a hacer un minipis. La cuarta a enjuagarme la boca porque la tenía como lija. Las tres siguientes por las arcadas, por las naúseas…

Las piernas bien, y el objetivo que me había propuesto conseguido:

9 kms en 57´13″: a un ritmo de 6´21″ el km.

La imagen que os dejo es la de la Ermita de la Virgen del Valle.

 

Otra cosa que tenía que contaros es que ayer me pesé y estoy en 71,4. Eso quiere decir que he perdido 2,5 kgs desde que empecé con el entrenamiento. Sigo midiendo 173 cms ;-p

Ah! y a modo de resumen hasta el momento:

  • Número total de carreras: 38 carreras
  • Duración de la carrera: 33 horas
  • Distancia total: 269 kilómetros
  • Ritmo medio: 7:25 min/km

 

Vuelvo a Begoña: me llama, me cuida y me propone cosas interesantes. Pero lo mejor de lo mejor es que me hace coaching según termino de entrenar y mientras estoy haciendo estiramientos. ¡Gracias Begoña!

Anuncios