Estrés

Dicen que las situaciones que más estresan son los exámenes, la pérdida o cambio de trabajo, una mudanza y la separación de los seres queridos.

Pues bien, he pasado (aún sufro sin poder disfutar del todo mi aprobado) por un proceso de oposiciones satisfactoriamente; me he incorporado a un nuevo trabajo que hasta ahora no había hecho nunca, con compañeros que no conozco, en una ciudad nueva, con un piso nuevo que ando pintando y recolocando, y claro, todo esto, lejos de la gente que quiero.

Estoy cansado físicamente. Y mentalmente. Duermo poco y mal. Y no me apetece correr.

¿Excusas para no entrenar?

¿Creencias que me autolimitan?

Puede ser. Lo único que tengo claro es que mi objetivo es disfrutar de los pasos que me van a llevar a conseguirlo. No añadir más carga, ni tensión, ni mal rollo a algo que debe ser bonito, divertido, disfrutable…

Así que estos días estoy yendo al Campeonato del Mundo de Escalada Deportiva que se celebra en Gijón. Ayer vimos la clasificación de los escaladores de la modalidad de PARAESCALDA. ¡¡¡Eso es superación y ganas!!! ¡¡¡Estos sí que son deportistas!!! Y aquí no hay rivalidad absurda, todo el mundo presente en el palacio de deportes, escaladores y público aplauídimos por igual sus ascensos.

Os dejo con algunas imágenes de ayer:

Anuncios

No hay dolor

Nadie me obligó a elegir el reto de correr una maratón con 42 años.

Cómo coach que soy me marqué un objetivo realizable en un plazo de tiempo que me permitiera prepararme y alcanzar esa meta final cumpliendo otros pequeños objetivos.

Pero hay veces que te viene la pereza, que parece que tu rodilla te duele más de la cuenta, que el calor se hace sofocante y que el sofá te atrapa.

Pero hay que ser responsable y asumir las consecuencias de mi reto: hay que entrenar.

Ayer salí a las 6 de la tarde, hacía calor pero no era para tanto. Y me dolía la rodilla. Hoy me duele más que ayer. Tenía la intención de trotar 5 kms… y al final me hice 7.

¡Y contento por la satisfacción del deber cumplido!

no_excusas