No va bien…

No. No va nada bien.

Si hace un par de semanas me esguicé un pie durmiendo la siesta, hoy me ha vuelto a pasar, pero al levantarme después de haber estado toda la santa tarde de ayer reponsando, después de entrenar, y de dormir francamente bien 7 horitas.

De momento puedo plantar el pie, pero he tenido que venir a trabajar en bus.

Y os prometo que ayer la tirada de 7 kms fue agradable, si no fuera por el dolor abdominal. Por cierto que me han dado cita con el cirujano el 3 de marzo: ¡6 meses después de lesionarme, e iba preferente!. Pues eso, que ayer conseguí correr por encima de los 7´por km, que me amoldé a la sensación de trotar despacito, de no forzar, de sentir el frío en la cara y la mar a mi izquierda, que no forcé en ningún momento, y que estiré antes y después…

No entiendo nada. He preguntado a mis fisios, a ver qué me dicen…

Rozaduras

Las tiradas largas tienen sus cosas: enfrentarse a uno mismo, a tu cansancio, a tus posbildades, a un cambio de metabolismo que hace que tu cuerpo busque energía en sitios diferentes a los normales…

Y también… ¡heridas de guerra!

Rozaduras en la cara interna de los muslos, en los pezones, en las axilas.

Suelo correr en pantalón muy corto y sin camiseta. Claro, que empecé a entrenar en primavera, y entrenaba en Toledo y alguna vez en La Mancha. Después el verano en Asturias, y lo que llevamos de otoño ha sido llevadero en cuanto clima y he seguido tirando sin camiseta.

Pero hay días, en que me la tengo que poner por frío, lluvía,… que veo las estrellas.

Y la entrepierna… uf!

Un día no pasa nada, pero estoy pasando del roce a la herida, de ahí a la costra, y cuando me toca otra TTL ya vuelven otra vez las heridas.

Pregunto a mis amigos y compañeros corredores y maratonianos y me dicen:

– Usar camisetas muy estrechas, que sujeten las chichas lo más posible: evitando movimientos, evitas roces.

– Usar vaselina. Pero aquí se abre un debate. ¿Cuándo usarla? ¿Antes para prevenir? ¿Después para hidratar y/o curar? Yo cómo de esto entiendo poco, y aprendo día a día, os pongo lo que he ido encontrando en internet y lo que me dicen mis amigos.

La primera mi amiga Begoña:

“la vaselina debes dártela por las noches …, “pringar “ bien los pies, calzar unos calcetines viejos y masajear , calcetines y a esperar que la piel se rrehidrate… Si corres con la vaselina, es normal que al final te hagas mas roces. La crema hidratante “ nutraplus” de venta en farmacia, es ideal para  darte antes de correr, seca muy bien y no pringa. Lo mejor, después de correr, baño de agua sal en los pies, agua calentita, limpiar bien las durezas, con lima ó cúter, después masaje con abundante vaselina y calcetines, al dia siguiente los pies son como  los de un baby ¡¡¡”

Y a continuación mi hermano, Alfredo:

“Camiseta apretadidta y mallas”

Vemos que dice otro amigo mío, Iván Donoso, un supercrack que se está preparando el Iron Man de Lanzarote, y más heavy “que una lluvia de hachas” 😉

“Vaselina en el pezón y camisetas técnicas, ya que el algodón cuando se empapa de sudor te roza todo. Tienen que quedarte justas, no, no apretadas, o te rozarían igual”.

Y Pepo, el supermaratoniano y superprofe:

en cuanto a tus rozaduras no te sabría decir mucho más. Yo no he acusado en mi vida deportiva mucho esto, pero la gente que conozco me ha hablado siempre muy bien de la vaselina. Yo alguna vez me he embadurnado los pies de ella (sobre todo entre los dedos) cuando he hecho algún maratón para prevenir ampollas y roces sobre todo, pero no te puedo decir más. A mi me fue bien y la gente que conozco que ha hecho uso de la vaselina en los pezones y en las inglés siempre ha hablado buen del remedio. ..i tendrás que probarlo en tus carnes colegui!

Y ahora cositas de internet  revistas especializadas:

Blog de Runners.es:

“Está mal echarse vaselina en los pies pues se resbalan dentro del calcetín y parece que pisáramos truchas. Para las tetillas más delicadas mejor la que vaselina es el esparadrapo, del antiguo, que suele quedarse pegado ademas unos cuantos días.”

Foroatletismo:

“Lo mejor es que te compres una par de camisetas de compresion sin mangas para que te sirvan tanto para verano como para invierno, por que es lo mas efectivo. Yo probe de todo, vaselina, tiritas, cinta 3M y un par de cosas mas y al final lo mas efectivo fue la camiseta de compresion.”

Vitónica.com:

“Si alguna vez has vista terminar una media maratón o maratón popular podemos identificar fácilmente las zonas con rozaduras en los corredores: la parte interna del muslo, los pezones, las axilas, tobillos e incluso el cuello si la vestimente no es muy adecuada. Basta con aplicar un poco de vaselina en esas zonas para hacer que las rozaduras no aparezcan. La vaselina actúa como lubricante y evita que la piel roce tras roce origine una herida, que cuando ya llevamos un tiempo de esfuerzo se hacen muy incómodas, incluso después pueden dejarnos algunos días fuera de juego.”

Runners.es

“Para evitar rozaduras en la zonas de fricción, untarlas con vaselina. Mi experiencia me dice que es necesaria en todo el pie (entre los dedos, sobre las uñas, en la planta, en el talón, etc.), en las ingles, en las axilas y en los pezones. Poner en remojo los pies durante 20’ con agua muy caliente, sal marina y vinagre, todos los días en la semana previa; os endurecerá la piel de los mismos, y junto con la vaselina reducirá vuestro riesgo a sufrir rozaduras y ampollas.”

Estos son los “diez mandamientos” para que mimes a tus pies como se merecen:

1) La vaselina debe formar parte de tu material cotidiano de entrenamientos. Te aconsejamos que te apliques vaselina por todo el pie antes de empezar a correr, en la planta, entre los dedos y también en la parte superior.

2) Si te suelen sudar mucho los pies, ponte polvos talco en las ocasiones en las que no entrenes, o bien si la opción de la vaselina no te convence.

3) Córtate bien las uñas, pero tampoco en exceso: correrías el riesgo, en este caso, de que al crecer la uña se te incrustara en la piel.
4) Ponte calecetines secos, y estíratelos bien antes de empezar a correr.
5) Para endurecer la planta de los pies, o secar pequeñas heridas que puedas tener, es aconsejable bañarlos en alcohol. Puedes poner un poco de este líquido en un balde e introducir los pies dentro del mismo mientras ves la televisión, por ejemplo.
6)Si estrenas plantillas hechas por un podólogo, póntelas poco a poco, no salgas a correr con ellas el primer día 20 kilómetros, por ejemplo. Has de “dejar” que el pie se adapte a ellas paulatinamente.
7) Procura que las zapatillas no estén muy ajustadas al pie, para que no te produzcan heridas o rozaduras. Cómpralas de tu número adecuado.
8) Si te ha salido una ampolla, puedes extraer el agua de su interior atravesándola con una aguja. Luego deja un hilo por debajo de la piel, con los extremos del mismo fuera de la ampolla, para evitar que ésta se vuelva a cerrar.
9) Si no te es útil llevar polvos talco o vaselina, o no tienes tiempo de aplicarte estos productos, existe un spray, de venta en farmacias, que evita la sudoración del pie.
10) Nunca descuides una herida o ampolla, por pequeña que sea. El pie es uno de los lugares del cuerpo donde la higiene es más importante, y una infección ahí puede llegar a tener consecuencias más perjudiciales de lo que en un principio podría esperarse.”

¿OS QUEDA CLARO? Os dejo algunas imágenes ilustrar de lo que hablo. Una triada de rozaduras en PEZONES, ENTREPIERNA Y PIES: