Adelgazar

Necesito adelgazar.

Ahora mismo estoy en 72,1 kgs.

Sé que con mi actual peso, a pesar de haber bajado 4 kilos desde que empecé a entrenar, no puedo terminar la maratón.

¿O sí?

La verdad es que no lo sé… pero no he visto a ningún maratoniano con barriguita, ni al que le vayan botando las carnes.

¿Comer menos?

Ya lo hago, pero es que mi cuerpo me pide comer: camino todos los días 14 kms para ir y volver del trabajo. Más luego los entrenamientos. Me levanto a las 7 de la mañana y me acuesto a las 12 de la noche y realmente no paro.

Sí, ya sé que la cerveza y la sidra tienen azúcar y  que debería reducir su ingesta, pero también necesito ver a mis colegas, y aquí la gente queda para beber y comer.

¿Más deporte?

Mis tiradas largas cada vez son más largas y más frecuentes. Voy dos días al gimnasio para hacer circuitos de ejercicios muy rápidos, con apenas descanso entre series, para tonificar el tronco superior. Supongo que incrementar un poco la masa muscular también pesa… pero no creo que la haya aumentado tanto.

Supongo, y aquí entra en juego el coaching, que si lo que estoy haciendo, que es mucho y bueno, no me da los resultados esperados, hay que hacer otras cosas:

– comer de forma diferente

– entrenar distinto.

Leo en los planes de entranamiento en webs y  revistas especializadas que hay que hacer series, intervalos. Yo sólo lo hice una vez y fue uno de los entrenamientos más duros.

Hoy descubro este artículo en DARIOS PESCADOR en TRANSFORMER , y hoy mismo lo voy a poner en prática. Y me comprometo en hacer series, al menos un día por semana.

Si quieres ver desaparecer tu barriga, los intervalos son tu nuevo ejercicio cardiovascular preferido, pero ¿cómo hacerlos?

Por si no te has enterado todavía, los intervalos son mucho más efectivos para quemar grasa corporal que el cardio a ritmo constante, y varios estudios lo han podido comprobar. El último es el estudio de la universidad de Sidney, en el que se hizo correr intervalos de sprint a personas sedentarias y obesas durante varias semanas, y después se midió su masa muscular y su porcentaje de grasa. Existen otros estudios realizados con deportistas ocasionales y personas que corren moderadamente.

Según estos estudios, los intervalos más efectivos son aquellos en los que el sprint dura al menos 30 segundos. Los sprints más cortos mejoran la resistencia, pero no consiguen quemar tanta grasa. El descanso es importante también, hay que hacer descansos que duren el doble que el sprint para movilizar la hormona de crecimiento. Aquí tienes las modalidades estudiadas y sus resultados:

  • Intervalos 30-20-10
    Son 30 segundos de trote suave, 20 segundos de correr, 10 segundos de sprint, y repetir durante 5 minutos. Hay mejoras de rendimiento, pero no una gran pérdida de grasa.
  • Intervalos 30-30
    Tras el calentamiento, hacer 30 segundos de sprint al 100% seguido de 30 segundos de descanso activo, trotando, hasta completar 4 minutos. Es muy exigente, pero quema mucha más grasa.
  • Intervalos 30-pulsaciones
    Consiste en intervalos de 30 segundos de sprint a tope, y caminar hasta que las pulsaciones se normalicen, alrededor de 120. Se repite 10 veces, y quema 10 veces más grasa que el cardio a ritmo constante.

Raro, raro, raro

Ayer hice el entranamiento más raro de las 49 carreras, 366 kms, que ya llevo hechas.

Me tocaba hacer 10 kms rápido, pero en lugar de hacerlos seguidos me planteé hacerlos por series:

1º 4 kms de calentamiento, a 6:54

2º 3 kms rápido, que hice a 5

3º, otros 3 kms rápido, a 6:12

Y vuelvo a preguntarme ¿porqué noto tanta diferencia entre ir a 6:54, que corro relajado y con apenas esfuerzo, y esos 6:12 que me llevaron ahogao hasta terminar los últimos 3 kms?

Lo que os digo: raro, raro, raro…